Cómo curar un botijo de barro – Guía del primer uso

Cuando se adquiere por primera vez un botijo de barro auténtico (dejamos de lado los botijos decorativos) se adquiere a su vez una tarea muy sencilla y hará que este realice su función de la mejor manera posible.

Pero ¿qué es curar un botijo de barro?. 

Un botijo de barro está realizado con arcilla y cocido a temperaturas inferiores a los 1000 grados celsius, lo que confiere a este una porosidad ideal para realizar su labor. Enfriar y purificar el agua de su interior.

Sin embargo, es normal que con los primeros usos el sabor del agua sepa a “tierra” debido a los restos de la arcilla no cocida y la capa interior generada por la propia cocción. Para evitar este mal sabor se realiza el proceso de curado.

Con unos sencillos pasos, lograremos que el botijo funcione al 100%

INSTRUCCIONES

1- Llenar el botijo de agua por completo y dejarlo lleno durante 12 horas.

2 – Vaciar el agua y repetir el proceso anterior 2 veces más.

3 – Una vez vaciado por última vez, ya se puede utilizar el botijo normalmente.

Ten en cuenta que…

Es posible que el botijo “sude” y tengas que ayudarte de un plato para que esta humedad no te moje la superficie donde esté.

Con el tiempo, el botijo puede adquirir una tonalidad distinta, señal inequívoca de que la labor de purificación y limpieza del agua está realizándose correctamente.

Translate »